Cómo saber si tengo mi teléfono crackeado y poder solucionarlo

Todos somos vulnerables. Hoy día con la evolución del hardware y software y con el crecimiento de la telefonía móvil podemos ser presa fácil de piratas informáticos.

Por esta razón, debemos evitar en todo momento ser víctimas de crackers quienes son los responsables de violentar los sistemas de seguridad y de acceder a toda la información personal y confidencial de los usuarios.

Ya sabemos que los ardides de los crackers van cambiando con el tiempo; y progresivamente se incrementan. Es por ello que se hace indispensable evaluar constantemente nuestro teléfono móvil.

Una señal de ataque es motivo para actuar de forma rápida y con contundencia. Siempre es mejor estar prevenido y no ser blanco de los delincuentes.

Por eso, aquí te revelaremos algunos datos que podrían indicarte si tienes tu teléfono crackeado y qué puedes hacer para solventarlo.

Llamadas de alerta de un teléfono crackeado

Si notas que tu teléfono móvil comienza a ser más lento de lo habitual, y que el rendimiento de los procesos no responde como de costumbre, pudieras ser objeto de un posible ataque informático y tener tu teléfono crackeado.

El malware es un software malintencionado que no solo afecta los ordenadores sino también a los dispositivos móviles; permitiéndole a los delincuentes acceder a todos los datos sin el consentimiento del propietario.

Y los malwares son uno de los grandes problemas que enfrentamos hoy en día en materia de seguridad. Por eso, si notas alguna irregularidad en el software de tu smartphone pudiera dar indicios de que algún programa malicioso podría estar alojado y se estuviera ejecutando dentro de tu sistema operativo.

También, la mayoría de malwares enfocados en Android utilizan el número de teléfono para suscribir a los usuarios a servicios Premium, para recibir mensajes de horóscopo o noticias que el dueño del equipo no ha solicitado.

Además, es posible que también esté enviando mensajes a tus contactos o se estén publicando en tus cuentas de redes sociales sin previo consentimiento.

A través de un móvil crackeado se pueden realizar, inclusive, estafas de phishing para robar información personal y bancaria como números de tarjetas de crédito o coordenadas y pines de seguridad, entre otras.

Asimismo, es muy común que ocurra suplantación de una fuente legítima contra el usuario, lo que permite al atacante llevar a cabo operaciones de recopilación de información, y utilizar el dispositivo como arma de espionaje al tener acceso a la cámara, el micrófono y la geolocalización.

De ahí que, si notas lentitud acompañada de un uso excesivo de la batería y sobrecalentamiento; significa que está teniendo un uso constante en segundo plano que obliga al procesador a trabajar durante largos períodos de tiempo a máxima velocidad.

De igual modo, la aparición de anuncios emergentes al desbloquear tu dispositivo móvil es un claro indicio de infección; en este caso, la presencia de un adware o software publicitario.

Este tipo de pop-up o de intersticiales intrusivos muestran u ofrecen anuncios no deseados en tu celular y suelen aparecer después de descargar e instalar alguna aplicación o archivo digital desde internet.

Otra señal de infección es la aparición de aplicaciones que el usuario no ha instalado y que, muchas veces, no se pueden desinstalar ni eliminar con facilidad.

Este hecho también implica un aumento significativo en el uso de datos; lo cual puede servir como otro indicador de que algo no va bien en nuestro teléfono personal.

Por eso es indispensable conocer a profundidad nuestro móvil; ya que así podemos tener ventaja sobre los crackers y poder detectar si algo extraño está ocurriendo con tu dispositivo.

Por lo tanto, se hace prescindible blindar nuestros equipos con elementos de alta seguridad como la ofrecida por la aplicación Check Point Mobile Security Solutions; que impide el acceso de delincuentes informáticos en nuestro dispositivo móvil personal.

 

También te puede interesar: Storytelling: una historia que contar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *